Producción • TECNOLOGÍAS

La ganadería de precisión impulsa la eficiencia productiva

La implementación en el campo de comederos inteligentes, monitoreos con drones, collares con GPS, “Data Mining” o “Blockchain”, entre otras tecnologías, forman parte de evolución y desarrollo de la ganadería del futuro.

  • 10/05/2022 • 12:00

Por: INTA 
Fotos: INTA

A la hora de preguntarnos qué es la ganadería de precisión es importante reconocer que es una definición en construcción. No solo debido a que se nutre de miradas, enfoques y orígenes de implementación diversos; sino también porque los desarrollos tecnológicos evolucionan a ritmo acelerado y exigen replantear los conceptos aprehendidos. A nivel mundial, es un proceso que lleva largos años en desarrollo y que ha sido asociado con denominaciones como Precisión Livestock Farming, Ganadería inteligente o Ganadería 4.0.

Desde INTA, desarrollamos el proyecto de ganadería de precisión, entendiendo su definición -en un sentido amplio- como el proceso de recolección de información, automatización de procedimientos, robotización y miniaturización de tecnología para la obtención de datos, con el fin de generar mayor eficiencia, ahorro de tiempo en los procesos, manejo sostenible de recursos, mejoras en la competitividad, reducción de costos y potenciación del agregado de valor y calidad de los productos. 

Las innovaciones tecnológicas aplicadas a la ganadería de precisión posibilitan distintos tipos de mejoras en la eficiencia productiva. Desde comederos automáticos, balanzas de pesada y caravana electrónica, monitoreos, controles y trazabilidad en tiempo real, de manera continua y automatizada del ganado doméstico, hasta aportar datos para toda la cadena de comercialización, son algunas de las principales innovaciones tecnológicas aplicadas al manejo de los rodeos. “La ganadería de precisión, en definitiva, lo que busca es generar innovaciones que agreguen valor a partir de la incorporación de tecnología”, explica Ricardo Garro, coordinador del Proyecto de Ganadería de Precisión en el INTA.

Beneficios de la Ganadería de Precisión 

? Optimiza los procesos productivos ya que permite disponer de datos sistematizados para tomar decisiones en base a una mayor cantidad de información precisa que integran los procesos desde la detección de preñez hasta la góndola.

? Mejora las condiciones de trabajo de los operarios y los productores. Por lo tanto, se logra mayor eficiencia productiva y más calidad laboral no solo al facilitar tareas que exigen altos esfuerzos o mucha demanda de tiempo de dedicación, sino también en la asistencia de tareas rutinarias.

? Mejora el bienestar animal con monitoreos más precisos. Un mayor control sobre el comportamiento y el estado de salud de los animales, posibilitando adelantarse a episodios de enfermedad. Además, permite pasar de una visión grupal de manejo a un manejo individual y que tendrá desde el punto de vista de la eficiencia una gran repercusión productiva y económica.

? Hace más eficiente el uso de los recursos de alimentación y agua disminuyendo el impacto productivo sobre el ambiente ya que aporta a sistemas más sustentables.

Los comederos inteligentes, las modificaciones genéticas, los monitoreos con drones, los collares con GPS, los chips subcutáneos, el “Data Mining” para medir la huella de carbono y el “Blockchain” para procesar datos, son algunos de las innovaciones tecnológicas que se afianzan en el campo. Alcanzar una producción más eficiente, certera y previsible, es el desafío al que se enfrenta la ganadería del futuro.

Los comederos inteligentes son un desarrollo de un equipo de investigadores del INTA Anguil -La Pampa-. Un chip en la caravana de cada ejemplar y unos sensores ubicados en la balanza de los comederos permiten monitorear y evaluar el consumo diario de alimento de cada animal. Así, se puede obtener información sobre consumos individuales diarios y promedios semanales, lo que permite seleccionar los individuos más eficientes y diseñar nuevas estrategias para aprovechar al máximo el potencial productivo del sistema.

Otra herramienta novedosa es el sistema de balanzas de pesada al paso con registro automático y captura remota de la información de presencia y peso de cada animal. Esta herramienta conocida en la Argentina como “sistema de pesada al paso” permite seguir el peso y cambio de peso diario de los animales al acercarse a tomar agua en lugares alejados o muy extensivos donde la sola recorrida tiene un alto costo económico y de tiempo o mano de obra de la que hoy no se dispone en el campo ganadero. Cada animal tiene una caravana, cuyos datos son enviados por internet. Con este sistema se puede tener un relevamiento permanente de existencias, de estado de los animales, hábitos, cambios de comportamiento o emergentes que afecten su peso como la alimentación, sanidad y parición.

De acuerdo con Aníbal Pordomingo, coordinador del programa Carnes y Fibras del INTA, el sector ganadero en la Argentina tiene tres grandes desafíos a corto plazo: el posicionamiento en el mercado global en sintonía con el mercado interno, reducir el impacto ambiental y aumentar la eficiencia en los procesos. Para el especialista, resulta “trascendental” la implementación de herramientas que permitan alcanzar una mayor diferenciación del sector. “Necesitamos impulsar el aumento de la eficiencia productiva de la mano de la automatización de los procesos para luego, con el análisis y entrecruzamiento de los datos obtenidos, tomar mejores decisiones de manejo rápidas y precisas”, aseguró. Alcanzar una producción más eficiente, certera y previsible, es el desafío al que se enfrenta la ganadería del futuro.