Comunidad


 
LA REVISTA

Buscar Notas:

| Categora: Entrevista

 

(04-03-2008) Red Alimentaria entrevistó a Francisco Tagliapietra, presidente Ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultura de Venezuela (FENAVI), uno de los máximos referentes de la producción aviar latinoamericanos.
Por Roberto Diaz.

 

La Federación Nacional de Avicultura de Venezuela (FENAVI) fue creada el 4 de mayo de 1970, con el objetivo de mejorar la avicultura nacional en todas sus ramas. Actualmente, y desde el año 2003, Francisco Tagliapietra es su Presidente Ejecutivo y además es Delegado Suplente ante la Asociación Latinoamericana de Avicultura (ALA). Para el período 2007-2009 fue elegido en el cargo de Director (Sector Pecuario) ante la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela, en donde es miembro de algunas comisiones. Por si todo eso fuera poco, forma parte de la Comisión de Asuntos Legislativos

del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (CONSECOMERCIO), y representa a la FENAVI ante la Comisión Nacional de Sanidad Agropecuaria y en la Junta Nacional Avícola, además del Servicio Autónomo de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos (SENCAMER).

- ¿Cómo describiría la situación actual del mercado avícola venezolano? Desde el punto de vista del consumidor nacional, se encuentra en franco crecimiento, tanto en el rubro “pollo beneficiado” como en huevos para consumo humano. Esto se debe, principalmente, al aumento del poder adquisitivo de la población; al desplazamiento estacional hacia el pollo del consumo de otras fuentes cárnicas y a la eficiente red de conservación (frío) y distribución que abarca todo el territorio. Es por eso que los productos aviares, constituyen la principal fuente proteínica de origen animal de los venezolanos, así lo certifica el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), cuyas cifras (publicadas a mediados del 2007) reflejan un consumo diario de alimento animal y vegetal, en parámetros muy altos.

- ¿Cómo es la situación para productores y procesadores?

Desde la óptica de la cadena productiva, efectivamente nuestro sector aporta el 60% de la proteína de origen animal que se produce en el país, y en ese sentido cerramos el 2007 con un promedio mensual de 72 mil TM de carne de pollo y 850 mil cajas de huevos para consumo humano, de 360 unidades cada una. De igual forma, la avicultura venezolana representa el 29 % del Producto

Interno Bruto Agrícola Nacional. Genera alrededor de 430 mil empleos directos e indirectos, y a propiciado la creación de más de diez mil micro empresas, cooperativas, pequeñas y medianas industrias asociadas y prestatarias de servicios, entre las que se encuentran las cuadrillas de descarga de aves; las cuadrillas de vacunadores; los transportistas de animales vivos,de alimentos balanceados, de cereales forrajeros, de productos refrigerados; los distribuidores de aves beneficiadas y huevos de consumo humano, así como los que distribuyen productos farmacéuticos veterinarios. Asimismo, el sector demanda el 77% de la producción nacional de Alimento Balanceado para Animales (ABA), es decir aproximadamente 3.200.000 Tm anuales.

- ¿Qué diferencias existen concretamente (tecnología, calidad, precio, bioseguridad) en relación al resto de los países latinoamericanos que son grandes exportadores, como es el caso de Argentina y Brasil?

La avicultura con visión de cadena productiva, está organizada en Venezuela hace más de 50 años, y a la par de su crecimiento volumétrico, lo ha hecho en adelantos tecnológicos para la cría de aves y para el procesamiento, conservación y comercialización de productos. Estas características colocan a nuestro país en niveles aceptables de competitividad en materia de insumos al resto de los países latinoamericanos con producción excedente para la exportación.

Particularmente, y a manera de ejemplo, en el año 1986 el Estado venezolano por intermediación de su Servicio  Metrología y Reglamentos Técnicos (SENCAMER), estableció para el pollo beneficiado, la “NORMA COVENIN 2343” que contempla de manera obligatoria los criterios de calidad para procesar dicho producto que, a todo evento, se adapta al estándar internacional de procesamiento.

- ¿y en cuanto a los precios?

En cuanto a ello, se debe considerar la intervención del Ejecutivo Nacional en la determinación de los precios máximos de venta al público, asumiendo una actitud reguladora de los mecanismos de comercialización. Actualmente los avicultores venezolanos expenden sus productos bajo un sistema de regulación, establecido Según Gaceta Oficial Nº 37718, que hace que se produzca con valores que no son suficientes para cubrir sus costos de producción. Por lo tanto, los precios funcionan disociados de la oferta y la demanda del mercado, influyendo en el control de la productividad y de la demanda dentro de este sector. La avicultura termina aceptando la imposición de precios y no tiene posibilidad de obtener ganancias supracompetitivas por la comercialización

de sus productos. Otra política económica incidente en la construcción de los precios resulta de los controles cambiarios, que dificultan

–por demoras y logística –el acceso a las divisas oficiales para importar materias primas deficitarias en Venezuela

(en cierta medida maíz amarillo y soya, utilizados en la formulación de alimentos balanceados para las aves).

- ¿En esta etapa qué rol cumple la bioseguridad?

En Venezuela, el tema bioseguridad es de vital importancia. Así lo ha entendido tanto el sector privado como el Ejecutivo Nacional, de modo que se previenen los riesgos que pudiera tener la producción avícola local, se evita la aparición de enfermedades en las aves y se restringe la entrada y transmisión de agentes patógenos enemigos de la sanidad en las granjas.

La bioseguridad es parte fundamental de cualquier desarrollo avícola, ya que incentiva el aumento de la productividad y de los rendimientos económicos. En términos generales, la Resolución N. 665, emanada del Ministerio de Agricultura

y Tierras (Gaceta Oficial No. 38.042), contiene las “Normas sobre

la localización y funcionamiento de establecimientos avícolas”, que a todo evento, definen las medidas de profi- laxis sanitarias para el mayor control, combate y erradicación de las enfermedades infecto-contagiosas de las aves comerciales, bajo la determinación y

ubicación de los establecimientos avícolas, cuyos criterios de localización y desarrollo, preservan la salud animal y evitan la posible difusión de enfermedades y el deterioro ambiental. De igual forma, la movilización de aves, productos y subproductos avícolas, requiere una guía de despacho, y de un permiso sanitario, expedidos por el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierra, a través del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria SASA. La nueva guía única de despacho y movilización comenzó a circular el 01 de febrero de 2007, y consta de un original y dos copias, distribuidas así: original para el usuario, duplicado para el Centro de Expedición de Guías (C.E.G.) y triplicado para el Centro de Coordinación Estadal de Sanidad Agropecuaria. Cada guía se utiliza para una sola movilización en el caso de las aves, productos y subproductos avícolas, y para la movilización de carnes avícolas en cualquiera de sus presentaciones (entero- despresado), no se requiere el uso de la guía de movilización, solo precisan la guía de transporte expedida por el Ministerio de Salud, que cuida de la calidad e inocuidad de los alimentos, y el consumo

humano, sin alteraciones macroscópicas u organolépticas.

- y al revés ¿qué fortalezas existen en relación a Latinoamérica? ¿Cuáles son los caminos que deberían seguir para crecer como industria?

El consumo en Venezuela, se apoya en

hábitos alimenticios fuertemente arraigados que exige productos avícolas de excelente calidad y en un estado de presentación “fresco”, por eso, su preferencia frente a productos congelados o preservados por largos períodos, tal y como sería el caso del pollo importado. Esta práctica se hace posible, gracias a la eficiente red de distribución, que permite entregar en cualquier lugar del país, pollos recién beneficiados en todas sus presentaciones, y huevos de consumo recién puestos. No obstante, existe debilidad en la capacidad de incremento de la producción, por el alto porcentaje de galpones tradicionales para la explotación avícola que posee el país, en contraposición de las pocas estructuras bioclimatizadas en pleno funcionamiento. Es por eso que, nuestra Federación propone para  ser los factores participantes de la cadena agroproductiva, con el apoyo del Ejecutivo Nacional, el “Plan de Acción eficiencia en el Sector Avícola”, presentado a las autoridades competentes en el primer semestre de 2007.

En la mencionada propuesta de desarrollo, el punto central del crecimiento avícola nacional, se basa en la implementación

del plan de “Bioclimatización de las Granjas”, que pretende la reconversión y adecuación tecnológica de la infraestructura de los galpones existentes, con la finalidad de aumentar la eficiencia de las unidades de producción avícolas conocidas como granjas o galpones, incrementando la cantidad de aves por metro cuadrado de 8 a 14, mejorando los índices de mortalidad y conversión, con los consecuentes aumentos de la producción de carne pollo, de huevos de consumo, y del volumen y valor de la ganancia de los granjeros dentro del esquema comercial participativo.

- ¿Cuál sería la incidencia de la realización del proyecto?

En consecuencia, esto debe redundar en beneficio del valor agregado de la producción avícola y especialmente a favor del eslabón final de la cadena, es decir el consumidor, pues de concretarse las señaladas transformaciones, pasaríamos de 840 mil Toneladas aproximadas de pollo beneficiado al año, a más de 1 millón 200 mil para un mismo período; y de 10 millones 800 mil anuales de cajas de huevos de 360 unidades, alcanzaríamos más de 13 millones anuales.

De la misma manera, la producción de alimentos balanceados para las aves se incrementaría en 240 mil Tm adicionales, implicando 120 mil Tm extraordinarias de cereales forrajeros y consecuentemente 40 mil nuevas hectáreas de siembra de maíz y sorgo, así como 120 mil nuevos empleos directos e indirectos.

- ¿De qué modo los afecta la aparición del biocombustible en el precio de producción?

La producción de biocombustibles, sin duda, consume entre otros productos de origen vegetal, gran cantidad de cosechas de maíz, cereal forrajero utilizado en la elaboración de alimentos concentrados, indispensables para la cría de aves, este fenómeno comercial, de acuerdo a informes de la Organización de las Naciones Unidas, (ONU), podría reducir la seguridad alimentaria de la población

mundial y elevar los precios de los alimentos y de los insumos necesarios para su elaboración, asunto que ya se percibe en el costo del maíz y del azúcar extraída de la caña, también utilizada en la producción de alcohol para

combustible (etanol). Ahora bien, Venezuela no utiliza internamente su producción de cereales forrajeros y caña de azúcar, para la formulación de biocombustibles, no obstante, el país no se autoabastece de maíz para la fabricación de alimentos

concentrados, (el índice de autosuficiencia alcanza 80%) y en la medida en que acuda al mercado internacional para adquirir maíz, y el mismo supere los costos internos, obviamente se verán impactadas sus estructuras de costos huevos en general.

- ¿Cuáles son los mercados a los que proveen y a cuáles apuntan?

El sector avícola venezolano, distribuye diariamente en todos los puntos de la geografía nacional, más de 2 millones 400 mil kilogramos de pollo en sus diferentes presentaciones y alrededor de 10 millones 300 mil huevos para consumo humano, garantizando así, la ingesta del 60% de la proteína de origen animal que consume la población venezolana en todos sus estratos. La ingente movilización de alimentos (100 millones de kilogramos), se realiza a través de redes privadas de comercialización, (a las cuales acuden personas de todos los estratos sociales), que incluye grandes y medianas cadenas de modernos supermercados, pequeños abastos, carnicerias y mercados municipales. En dichos establecimientos se comercializa actualmente el 100% de la producción avícola nacional, pues el Ejecutivo, para sus planes sociales, importa mensualmente alrededor de 8.500 Tm de pollo entero congelado, que distribuye en la red de Mercados Alimentarios (MERCAL), organismo adscrito al Ministerio

del Poder Popular para la Alimentación.

- ¿Cómo incide la importación dentro del mercado interno?

Actualmente, el Gobierno Venezolano es el único que importa

pollo entero congelado, a pesar de no existir la insuficiencia de producción, y lo hace, para sus planes sociales

alimentarios, en beneficio de los estratos más necesitados de la población, adquiriendo alrededor de 8.500 Tm

al mes, que así mismo subsidia a un precio de Bs. F. 1,9, si tomamos en consideración el precio de regulación del pollo entero, es decir Bs. F. 4,55. (El cambio oficial es Bs.F. 2,15 x USD $ 1,00)

Dichas importaciones solo las puede efectuar el Ejecutivo Nacional, por ley está exento del pago de tributos para las compras necesarias de sus planes sociales, por lo tanto, no necesita el certificado de insuficiencia de producción, no cancela Impuesto al Valor Agregado (I.V.A), por fletes terrestres o almacenamientos, y no paga derechos de importación,

a los cuales, el sector industrial y comercial privado venezolano está obligado, destacando el alto arancel externo común de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que aún rige en nuestro país, (alrededor del 50% ad valoren, Sistema Andino de Franja de Precio para ciertos productos incluyendo el pollo, que no se genere en la Comunidad). En consecuencia, el impacto de las importaciones de pollo efectuadas por el Ejecutivo, se puede medir en disminución de los ingresos fiscales de la nación y en el

subsidio que se le otorga al producto importado, destacando por cada 100 mil Tm de importación, lo siguiente:

• La disminución fiscal estimada por exoneración de aranceles e IVA está alrededor de 300 millones de Bolívares Fuertes.

• Adicionalmente para vender el pollo a 1,9 Bs F./kg se requiere un subsidio aproximado de 265 millones de Bs. F., (El precio de regulación al público del Kg. de pollo entero, es de Bs.F. 4,55) importado, el gobierno deja de percibir por Aranceles e IVA.



VENEZUELA: PRODUCTOS CON MAYOR CONSUMO APARENTE DIARIO POR PERSONA -

(2do Semestre 2006)

PRODUCTOS GRAMOS

Carne de pollo 80,70

Harina de maíz 74,01

Arroz 57,43

Plátano 47,72

Carne de res 44,71

Pasta alimenticia 43,87

Pan de trigo 42,02

Cambur (Banano) 39,57

Azúcar 37,34

Lechosa 33,63

Fuente: Instituto Nacional de Estadística, INE

Otras Notas

- UNA OPORTUNIDAD PARA CRECER ( Editorial | Devora Dorensztein )

- EDITORIAL ( Editorial )

- SABER HACER DE LA CRISIS UNA OPORTUNIDAD ( Editorial )

- AGRADECIMIENTO ESPECIAL ( Novedades )

- LA TRAZABILIDAD LLEGO PARA QUEDARSE ( Editorial )

- A GRANDES MALES, GRANDES REMEDIOS ( Opinión )

- CRISIS SANITARIAS Y TRAZABILIDAD ( Trazabilidad )

- DATOS ECOGRAFICOS: IMPORTANTE HERRAMIENTA DE SELECCION GENETICA ( Calidad )

- UNA HERRAMIENTA DE GESITION SANITARIA ( SENASA )

- IDENTIFICACION ANIMAL: REGISTRO GENEALOGICO PARA IDENTIFICAR LA CALIDAD ( Investigación )

 
Mi Cuenta
E-Mail

E-Mail:

Contraseña:


Seguinos en


 

home | newsletter | recomendar | contacto

Copyright © Red Empresaria SA

Diseño Web por: Diseño Web